domingo, 15 de junio de 2014

Hay algo, sin embargo, en lo que Vargas Llosa acompaña a la derecha intelectual y política global: es el modo en que renuncia a cualquier explicación consistente de la crisis. La situación económica y social europea parece no tener historia, ni causas, ni actores protagónicos; parece una catástrofe natural que es aprovechada por el populismo malvado y el nacionalismo ignorante. Mucho más actual y sugerente suele ser la intervención del papa Francisco en estos temas, cuando pone en el centro de la tormenta al capitalismo, su culto al dinero y el correlativo “descarte” de masas de millones de seres humanos.

Dice sobre Vargas LLosa el autor de ésta nota, Presencia de Europa entre nosotros

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada