lunes, 22 de julio de 2013

El más alto grado de precarización laboral se alcanzó durante el gobierno de la UCR-FREPASO. Actualmente el trabajo en negro alcanza el 35% de los trabajadores. El mismo piso de los años noventas. En síntesis, ese es el desafío del kirchnerismo, bajar ese grado de precarización e informalidad, que en buena medida es fomentado por los grupos dominantes para bajar el costo laboral. Esto implica que las batallas por dar para la inclusión, siguen siendo enfrentar a oligopolios y sectores con posición dominante en la Argentina, que son los que se han encargado de licuar los aumentos salariales con inflaciones del orden de la posisión dominante. Puesto como contó Richard Musgrave hasta el yankee Dornbusch objetó el objetivo de la convertibilidad que era bajar la inflación, porque a su entender, las economías oligopólicas, tienen inflación oligopólica si el estado no interviene. Mejor, entonces, hacer descender los niveles de oligopolios, diversificando la economía e indorporando más competidores en el mercado.

En ésta nota, está muy bien explicado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada