miércoles, 13 de junio de 2012

“Los exabruptos de los discursos de Perón en contra de la Iglesia no pueden ni deben ser equiparados con las bombas que se arrojaron sobre los civiles en la Plaza de Mayo en junio de 1955” .

La cita del epígrafe es de un reportaje al historiador Lucas Lanusse, sobrino nieto del dictador que presidió la Argentina entre 1971 y 1973.

Para quienes no somos peronistas, aunque no antiperonistas; pero provenimos de familias ultra antiperonistas (desde el lado católico de unos parientes o del lado de oficiales de la marina de guerra, de otros), los libros de Pablo Lanusse son absolutamente imprescindibles.

Aquí el link al reportaje mencionado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada