domingo, 18 de diciembre de 2011

EL PROYECTO DE DELITOS ECONOMICOS TIPIFICA FRAUDES Y ESTAFAS QUE LA LEY SOLO CONSIDERABA “INFRACCIONES ADMINISTRATIVAS”

En medio de la crisis mundial, algunas de las noticias internacionales más impactantes estuvieron relacionadas con la detención de banqueros, dueños de grandes fortunas o presidentes de corporaciones, autores de delitos que sorprendían no sólo por su magnitud sino por la complejidad de su operatoria. El propósito era similar en todos los casos: seguir ganando mucho cuando todos perdían. La ficción contable y financiera no es un invento reciente, pero sí su refinamiento a propósito de una crisis que tiene una poderosa raíz especulativa. Y que en las principales economías del mundo de-sarrollado y en desarrollo se las reprima no quiere decir que de-saparezcan, sino que este tipo de delitos seguirá irradiándose allá donde existen más facilidades e impunidad para su práctica. Argentina acaba de dar un gran paso, con la media sanción a la ley de delitos económicos, para empezar a salir de esa zona fértil para prácticas deshonestas, aunque con la resistencia de entidades financieras y otros que se benefician con esas prácticas.


FUENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada