miércoles, 28 de diciembre de 2011

A desalambrar, que la tierra es mía de Juan y José...

Uruguay tiene su ley contra el latifundio

En su última sesión del año, el Senado aprobó el Impuesto a la Concentración de Inmuebles Rurales (ICIR) que obliga a tributar a los propietarios de más de 2 mil hectáreas de campo y cuyo fin es desalentar la concentración de tierras, tanto en manos extranjeras como uruguayas. Impactará al menos en 1.500 de los más de 50 mil productores que tienen un tercio de las 17 millones de hectáreas cultivables del territorio y el gobierno estima que con ello recaudará unos 60 millones de dólares anuales.

El proyecto que Diputados habían aprobado en noviembre pasado fue convertido en ley en el Senado, por 16 de 27 votos, solo con las manos alzadas del gobernante Frente Amplio (FA, izquierda). El desarrollo de este impuesto estuvo atravesado por la polémica en el seno del gobierno, entre su impulsor, el presidente José Pepe Mujica, y el vicepresidente Danilo Astori, arquitecto de la política económica del país y quien hizo públicas sus diferencias con la iniciativa. Una de las críticas fu e que el ICIR no tenga en cuenta la productividad de las tierras.
El impuesto hecho ley prevé un gravamen anual de 67 Unidades Indexadas por hectárea (unos 8 dólares) para las extensiones de tierra entre 2 mil y 5 mil hectáreas; de 100 Unidades Indexadas (12 dólares) la hectárea para aquellas extensiones entre 5 mil y 10 mil hectáreas, y de 135 Unidades Indexadas (16 dólares) la hectárea para las propiedades superiores a las 10 mil.
En todos los casos se gravará aquellas tierras con un índice Coneat (utilizado para medir la calidad del suelo) superior a 100 o equivalente; es decir, que 3 mil hectáreas con índice 60 no pagarían, pero 1.500 hectáreas con índice Coneat 200 sí lo harían. El gobierno estima que el impuesto permitirá recaudar unos 60 millones de dólares anuales, que serían destinados a obras de acceso o de vías rurales en los departamentos del interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada