martes, 9 de agosto de 2011

LONDRES EN LLAMAS. El catalizador de los disturbios fue la muerte de Mark Duggan, un hombre de 29 años de Tottenham quien fue baleado por la policía durante un intento de arrestarlo el 5 de agosto. Pero el histórico telón de fondo es tenso: Brixton fue el escenario de dos noches infames de disturbios en 1981 (La de 1981 también se desató por la confrontación entre un policía y un civil). La Policía Metropolitana, en una historia oficial, recuerda aquellos disturbios así: 299 police were injured, and at least 65 civilians. 61 private vehicles and 56 police vehicles were damaged or destroyed. 28 premises were burned and another 117 damaged and looted. 82 arrests were made. Molotov cocktails were thrown for the first time on mainland Britain. There had been no such event in England in living memory.


El lunes, el Primer Ministro, David Cameron, estaba de vacaciones en una villa en Toscana (Ahora, él ya retornó y ha convocado también al Parlamento).  El Ministro de Hacienda, George Osborne, estaba de vacaciones en Los Ángles. El Alcalde de Londres, Boris Johnson, estaba de vacaciones en alguna parte. La ministra del interior, Teresa May, estuvo de vacaciones, hasta ayer. (las cortò ràpidamente para volver al Reino Unido). En la mañana del lunes, Nick Clegg, vice-primer ministro, volvió de unas vacaciones en España, para enterarse de que alrededor de doscientas personas habìan sido arrestadas, y treinta y cinco policías heridos, en disturbios en el barrio londinense de Tottenham la noche del sàbado, y la noche del domingo, en Enfield, Walthamstow, y Brixton. Si Usted quisiera codearse en Londres, ya nervioso luego del escándalo de hackeo de telèfonos y la consiguiente restructuración en Scotland Yard, en dirección anárquica, Usted no podría elegir un mejor momento para hacerlo que ahora.
Read more http://www.newyorker.com/online/blogs/newsdesk/2011/08/london-burning.html#ixzz1UXZLQSYn

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada