jueves, 14 de julio de 2011

El modelo adorado por la derecha argentina, Chile, tiene universidades privadas, salud privada, jubilación privada. Una brecha entre ricos y pobres fenomenales y una mentirita en las encuestas que ponen como único componentes de la canasta familiar: arroz, harina, pan y fideos. Como si fuera poco, calculan las calorías básicas por debajo del estándar del resto del Suramérica. Así “nos hacen creer” que tienen menos pobres que el resto de los Latinoamericanos. Tienen montones de pobrecitos que se mueren de hambre y cuya actitud “deferencial” a una sociedad estamentaria, clasista y tan poco democrática, que no sólo les NO garantiza igual línea de largada para todos, sino que les impide participar en la más mínimas decisiones soberanas, porque hasta el último intendente del pueblo más perdido del país, NO lo elige el pueblo, lo elige el Presidente de la Nación.

Chile

Los estudiantes volvieron a reclamar un sistema de educación pública

Miles de jóvenes marcharon nuevamente hasta el palacio presidencial de La Moneda para exigir al gobierno de Sebastián Piñera "educación gratuita y de calidad", un sistema de educación universitario público y gratuito, y rechazar que empresas privadas intervengan en la educación. Fueron apoyados por docentes y gremios de distintos rubros.

/fotos/20110714/notas/chilemarc.jpg
La protesta llegó hasta la entrada de la Casa de la Moneda, sede del gobierno.
Los manifestantes nucleados en la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) partieron desde el sector este de la Alameda, la principal avenida de Santiago, pese a las advertencias de la Intendencia Metropolitana, que autorizó inicialmente la circulación desde la zona oeste. Sin embargo, al ver la masividad de la manifestación, las autoridades decidieron otorgar los permisos.
"Queremos avanzar a un sistema educativo que abra posibilidades a romper con este Chile segregador y desigual", dijeron Jackson y Camila Vallejo, líderes del movimiento que puso en las calles a miles de jóvenes que suman dos meses movilizados y cuentan con un alto apoyo social, según sondeos.
El gobierno había prometido una inversión en educación de 4 mil millones de dólares en varios años, un aumento de 80 por ciento en las becas y la rebaja de los intereses de un crédito privado que se utiliza para financiar los aranceles en la educación superior. Pero "no contempla un cambio en la estructura del sistema", criticó Camila Vallejo. Los fondos destinados a la educación son básicamente para abaratar los costos de los créditos con que los alumnos pagan sus estudios.
Los estudiantes exigen, además, un plebiscito para estatizar el cobre y se suman así a las movilizaciones ambientales, regionales y sociales que este año sacudieron al gobierno con críticas.
© 2000-2011 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada