viernes, 1 de julio de 2011

“El euro empuja a la periferia de Europa (Grecia, España, Portugal e Irlanda) hacia el endeudamiento”. “La opción más lógica es el default y abandonar la Eurozona”…”El default va a suceder de todas formas; la pregunta es cómo y cuándo”… “No tenemos que esperar que ese default pase a la manera argentina, a último momento, en condiciones caóticas y forzados a hacerlo. Necesitamos un plan y liderazgo político” COSTAS LAPAVITSAS, economista griego, profesor de la School of Oriental and African Studies de la Universidad de Londres.

Afirmaciones como las del epígrafe, del profesor LAPAVITSAS,  pudieron ser escuchadas desde ayer en las JORNADAS MONETARIAS Y BANCARIAS, que realiza el BANCO CENTRAL DE LA REPÙBLICA ARGENTINA.

Sobre la situación de las economías débiles de Europa también se expresó el economista italiano Luigi SPAVENTA, de la Universidad de Roma, para quien el problema de la UE es estructural, ya que una única moneda no puede reflejar las productividades tan disímiles de los países integrantes, por lo cual “las asimetrías estructurales se vieron amplificadas por los movimientos de capital hacia  el crédito doméstico, sin que exista un presupuesto para todo el bloque ni una red de seguridad que brinde apoyo financiero en forma institucionalizada”.

            Por primera vez desde 1982 (fecha emblemática por la guerra de Malvinas y la estatización de la Deuda Privada que pasó a ser Deuda Pública y estalló en la crisis de la deuda), estas jornada, dirigidas hoy por la Presidenta del Banco Central Mercedes MARCÓ DEL PONT, abandonaron su sesgo monetarista y se han propuesto ser el marco de discusión para desmontar el andamiaje teórico neoconservador. En palabras de MARCÓ DEL PONT “reconciliar la problemática monetaria con lo que ocurre en la esfera de la distribución del ingreso y el mercado de trabajo”

            Al paradigma dominante lo describió en pocas palabras el economista investigador argentino Axel KICILLOF como “el sentido común que cree que la emisión monetaria, los aumentos salariales y el gasto público son recesivos”.

            Por su parte el economista estadounidense Thomas PALLEY sostuvo que “es necesario cambiar ese sentido común dominante; pero el cambio será resistido porque es un paradigma que sirve a las élites financieras”… “El paradigma dominante incluye desregulación, independencia del Banco Central y reducción del Estado” dijo, “pero es un paradigma que hay que tirar a la basura”, aventuró, para “reemplazar el mismo por otro que recupere el pleno empleo y el rol activo del Estado”.

            En otra exposición, el economista matemático australiano Steve KEEN, autor de una celebérrima refutación matemática a las teorías neoconservadoras, fiel a su estilo, consideró que “los economistas neoclásicos no entienden la economía neoclásica. Es una teoría en quiebra que hay que abandonar, porque si no volveremos a experimentar el mismo proceso que nos condujo a la crisis”.

            Se habló de la necesidad imperiosa de quitar a las calificadoras de riesgo el rol que tuvieron en los ’90, en pos de crear una nueva arquitectura financiera mundial que regule los flujos financieros con controles tanto de la entrada como de la salida de capitales (Bulamaqui da Cunha, Global Finance Goernance) y poder develar así la gran relación que existe entre las grandes corporaciones y los grandes agentes especuladores del mundo. Entre otros temas financieros estuvo presente la inestabilidad que produce la hegemonía del dólar como la flotación del euro frente al dólar (Marcelo DE CECCO, de la Universidad de Pisa).

Finalmente el  prestigioso economista ex Jefe de la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo Yilmaz AKYUZ, quien actualmente coordina el Informe Anual sobre el Comercio y el Desarrollo de la UNCTAD, analizó los gigantescos paquetes de ayuda instrumentados por Estados Unidos y la Unión Europea luego de la caída de Lehman Brothers. Al respecto dijo que la liquidez inyectada no tuvo el efecto buscado de recuperación de esas economías,  sino que incentivó la búsqueda de nuevas fuentes de beneficios en los mercados emergentes y los commodities. De esta manera se incrementó el flujo de capitales hacia los países subdesarrollados y los términos de intercambio mejoraron para esas economías; pero advirtió que “históricamente estos boom se revierten. En el auge hay siempre una expansión de la liquidez internacional, pero luego la depresión supone condiciones financieras más duras. La situación financiera es muy frágil y es probable que haya una reversión de flujos”.  Al respecto Mercedes MARCÓ DEL PONT señaló que “los organismos internacionales nos proponen que para neutralizar el impacto en el precio de los alimentos a escala mundial apreciemos la moneda”. Pero, señaló la funcionaria, “nuestro desafío es la industrialización, para eso es necesario un tipo de cambio que proteja al trabajo y a la producción” y remató, “no vamos a permitir la apreciación de nuestra moneda como mecanismo para disciplinar los precios internos. Sabemos que es difícil, pero debemos encontrar alternativas, necesitamos una perspectiva más amplia para abordar las presiones de precios”.

Más información aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada