sábado, 18 de junio de 2011

¿QUE PASARÍA SI CRISTINA NO ACEPTA LA CANDIDATURA A PRESIDENTE? "es más necesario radicalizar el pesimismo de la inteligencia antes que caer seducido por el optimismo de la voluntad" ANTONIO GRAMSCI



Este momento histórico merece compromiso 


 “Creo que es más necesario radicalizar el pesimismo de la inteligencia antes que caer seducido por el optimismo de la voluntad, que es lo que aqueja a los compañeros vinculados a esta nueva izquierda peronista” Dijo Pablo Alabarces, sociólogo y dirigente del PST, en un Encuentro de Intelectuales que están, de verdad, a la izquierda del kirchnerismo, y otros como los de Carta Abierta, María Pía Lopez, y Horacio González, que aún con una mirada crítica apoyan al kirchnerismo


Con Alabarces compartieron el debate otros cuatro sociólogos, María Pía López y Horacio González, kirchneristas de izquierda,  ambos académicos y fundadores de Carta Abierta. Por el lado de la izquierda en la vereda de enfrente del kirchnerismo, Eduardo Grüner, sociólogo y académico celebérrimo, y Christian Castillo, también sociólogo, académico y militante. 


A su turno, Horacio González enumeró las razones que convocan a la Izquierda vis a vis con un Proyecto Nacional y Popular. A los intelectuales de izquierda: dijo, nos atrae la cuestión nacional, nos fascinan las cuestiones populares y la lucha de clases “que aparece de manera compleja, pragmática y ambigua en los movimientos nacionales”. Destacó que “en los movimientos nacionales es menor la potencialidad temática y mayor el componente popular, mientras que en la izquierda se da a la inversa”. Cerró su primera intervención afirmando que “el momento actual es delicado, profundo y de enorme atracción, con mi esperanza explícita, que no prosperará sin debate respetuoso”.


“El movimiento kirchnerista depende de una persona, supongan que Cristina se deprime porque le prima más el pesimismo que la esperanza y no va a ser candidata, ¿qué pasaría? ”, provocó Christian Castillo, y alrededor de esa cuestión, única en la que todos estuvieron de acuerdo, se produjo el debate en la sede Constitución de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA y agregó, lo mejor que le puede pasar al kirchnerismo es el crecimiento del FRENTE DE IZQUIERDA Y DE LOS TRABAJADORES. 


María Pía López tomó el guante y redobló la apuesta:  diciendo que al kirchnerismo lo beneficiaría el crecimiento “no sólo del Frente, sino también del solanismo y de la conflictividad social”. Para la socióloga, “el pesimismo de la razón podría llevarnos a considerar negativamente mucho del kirchnerismo, pero también nos puede llevar a suponer que no hay posibilidad de una autonomía de clase en las condiciones reales de los sectores populares argentinos”. Y agregó que ese concepto plantea “cuál es el grado de escepticismo que pueden tolerar nuestros cuerpos y almas”. Y confesó: “Cuando estoy optimista pienso que ciertas formas reparatorias, democratizantes del kirchnerismo son un paso hacia otra cosa, y cuanto más reconciliada estoy con la época es porque estoy más pesimista, porque lo que viene es un cierre feroz en el que esos pedacitos emancipatorios serán un saldo a liquidar y vendrá la revancha”. A su criterio, “este momento histórico merece compromiso porque fue capaz de interpretar y profundizar elementos democratizantes del 2001, como la no represión a los movimientos sociales y reparaciones como la Asignación Universal por Hijo”.


Grüner que con Castillo fueron los más contestatarios al modelo kirchnerista dijo: 
“la clase dominante aprendió que bajo el actual gobierno se pueden hacer buenos negocios, lo cual ahuyentó todo peligro destituyente, y hacen cada vez más necesaria una oposición de izquierda”. Grüner afirmó que “hay muchísimo a la izquierda del kirchnerismo, como en Neuquén, donde la sociedad cometió el exceso de elegir a un obrero de una fábrica recuperada, y algunos decidimos apostar a que haya muchos más excesos, no 6, 7 u 8 sino miles de excesos”.


En respuesta a esta provocación,González se quejó del “menosprecio a la conciencia de miles de personas” porque “hay una voluntad popular no cooptable”.  María Pía López enfatizó la incapacidad de la izquierda de asumir sus fracasos y lamentó que se atribuya al kirchnerismo cero poder para construir, porque sus logros solo serían producto de un viento de cola externo, y máximo poder de manipular, corromper y cooptar. “Es más fuerte que Kaos”, bromeó. 



La información ha sido tomada de este artículo: La vida a la izquierda de los K, También pudo verse por Internet, pero todavía no he accedido al link. En cuanto pueda lo agrego.  Abajo un reportaje a un representante de cada sector: Horacio González, por los intelectuales kirchneristas y luego Christian Castillo, por los intelectuales a la izquierda del kirchnerismo. 





1 comentario:

  1. Si algo tuvo Gramsci fue optimismo y voluntad. Aprenden frases y luego buscan la Rosa Azteca. Gruner critica al Kirchnerismo por los negocios que se hacen en este gobierno. Supongo que lo que él propone es no hacer negocios... En fin, ya sé que puede caer antipático, y es lo que menos deseo, pero me quedo con la síntesis de la mujer que se retiró exclamando: "Voy a votar a Cristina, porque le dio la jubilación a mi vieja". En mi época el canto de los obreros era: "Mujeriego y ladrón, lo queremos a Perón". "La realidad es" y no se la asume repitiendo frases de grandes revolucionarios que justificaron su praxis construyendo una teoría, nunca al revés. Yo hace demasiados años que superé a la Rosa Azteca, y hoy las orillas son demasiado patéticas como para ensayar una falsa ecuanimidad. Mucho menos para insistir en falsos frentes de izquierda. Felicito a María Pía y a Horacio Gonzalez quien supo tener una coherencia a través de los años.

    ResponderEliminar