viernes, 24 de junio de 2011

“Me impresiona la gente que dice que la Argentina no es más considerada un país serio... En la Argentina, como en cualquier lado, ser un país serio fue un desastre”, aseguró el Premio Nobel de Economía Paul Krugman. “Argentina sufrió terriblemente entre 1998 y 2001 por tratar de ser ortodoxo y de hacer ‘las cosas bien’.” Cuando tomó otro camino, sostuvo el economista, “empezó una rápida recuperación que aún continúa”.










June 23, 2011, 1:20 PM


Don’t Cry For Argentina

OK, I guess I don’t quite see how Argentina’s default, of all examples, can be viewed as a cautionary tale for Greece:
IMF World Economic Outlook database
Argentina suffered terribly from 1998 through 2001, as it tried to be orthodox and do the right thing. After it defaulted at the end of 2001, it went through a brief severe downturn, but soon began a rapid recovery that continued for a long time. Surely the Argentine example suggests that default is a great idea; the case against Greek default must be that this country is different (which, to be fair, is arguable).
I was really struck by the person who said that Argentina is no longer considered a serious country; shouldn’t that be a Serious country? And in Argentina, as elsewhere, being Serious was a disaster.

Qué es ser un país serio se pregunta Paul Krugman, el economista de The New York Times (tildado por Vargas Llosa de corporativista) en su página THE CONSCIENCE OF A LIBERAL:   Me chocan las personas que continúan con la cháchara de que Argentina no es un país serio. Argentina,  y cualquier otro, siendo serios para esas personas, fueron un desastre. Lo más gracioso es que se trata de una respuesta de Krugman a la afirmación de un empresario argentino de IDEA, que, consultado por The New York Times, afirmó precisamente eso: "Argentina ya no puede considerarse un país serio", como puede leerse aquí

Parafraseando una antigua propaganda carioca de un televisor Hitachi hecho en Brasil, donde un señor brasileño de evidente origen nipón, mostraba las utilidades de última generación del aparato y una voz en off decía: Os Nossos Japoneses son os melhores do Mundo. Podríamos decir, Nuestros Argentinos son los mejores del Mundo para hablar mal de Argentina...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada