domingo, 5 de junio de 2011

La UCR como símbolo y emblema de LA RESTAURACIÓN CONSERVADORA, por Mario Luis Cardoso Cerusico

 A la izquierda el economista egresado de la Universidad Católica Argentina, Javier GONZÁLEZ FRAGA, y a la derecha el hijo  del ex-presidente Raúl Alfonsin, Ricardo, quien es el autor de esta Renovación Conservadora en contra del Modelo que sostiene Cristina Fernández. 


Con la elección de Javier GONZALEZ FRAGA, como vicepresidente de la fórmula de la UCR, encabezada por Ricardo ALFONSÍN (hijo del difunto ex presidente) se completa la Alianza Conservadora que fue tejiendo Ricardo, cuando eligió como su candidato a Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, al millonario colombiano peronista-disidente, Francisco DE NARVÁEZ.

GONZALEZ FRAGA, es partidario de eliminar las retenciones y remplazarlas con un nuevo festival de bonos, como en la época de Menem, de quien fue su Presidente del Banco Central.

Por supuesto que sojeros, petroleros y banqueros están de fiesta. Es la verdadera "oposición" al modelo que erigió Néstor KIRCHNER en 2003 y que profundizó Cristina FERNÁNDEZ desde 2007. Y en ese sentido me saco el sombrero frente a Ricardo Alfonsín, porque sin un discurso neoconservador, no se podía competir  con el discurso progresista y cada vez más de left-liberal de  Cristina Fernández de Kirchner, que para muchos arrasará en las próximas elecciones.

Podemos decir habemus fórmula opositora de centroderecha; pero se pierden las banderas de un partido popular, como la UCR, y eso, aunque nos duela a muchos ex militantes, es un sinceramiento de algo que ya era de hecho. Figuras como Aguad, el candidato por la UCR a gobernador de la Provincia de Córdoba, es un claro ejemplo: pro dictadura militar, anti derechos humanos, ultraconservador en lo económico y que por supuesto, como jefe de la bancada radical de diputados, votó en contra del matrimonio igualitario con los argumentos más conservadores que se pudieron escuchar.

 Para quienes militamos largos años allí, atraídos por el discurso de Alfonsín padre, a quien todavía reconocemos virtudes de estadista; el habernos desafiliado  a tiempo (en mi caso por la indignación de que MAYORITARIAMENTE la UCR votó EN CONTRA del matrimonio igualitario, empardando en ello con el Peronismo Federal y con el PRO de Macri) cobra más sentido que nunca.

No imagino al fallecido presidente Raúl ALFONSÍN, pergeñar una alianza de tales características. Cuando el ex-presidente Alfonsín, convocó a Duhalde para sacar de las llamas del 2001 a la República, lo hizo porque sabía que nadie que no fuera peronista podía asumir la tarea. Alfonsín a cambio garantizó además el apoyo de la UCR y le puso muchos ministros. En los hechos, ni Duhalde ni Raúl Alfonsín diferían demasiado en su concepción de la economía, ambos heterodoxos y más populares que liberales (en términos anglosajones, serían los left-liberals de Rawls,  es decir unas ideas de intervención en la economía para igualar el punto de largada entre ricos y pobres, y liberalismo político del siglo XIX, esto último, sobre todo, D.  Raúl Alfonsín).

Es más, en la campaña presidencial en la que perdió frente a Fernando DE LA RUA, Duhalde decía muchas de las cosas que hizo como presidente elegido en asamblea parlamentaria, a saber: salir de la convertibilidad; poner retenciones a las exportaciones de granos; hacer una ley de genéricos para los medicamentos que tenían precios inaccesibles,  y planes asistenciales para la gente que literalmente se estaba muriendo de hambre.  Luego, basureado por el FMI,  le tocó comenzar el desendeudamiento para que el país saliera del DEFAULT más grande de la historia, declarado por uno de los cuatro (o cinco?) presidentes que lo antecedieron luego de la renuncia de De la Rúa, Adolfo RODRIGUEZ SAA.  Digamos, los rasgos más fuertes de la salida de la debacle económica fueron diseñados por Duhalde y Raúl Alfonsín.

Continuados por la dupla Kirchner, esos rasgos no sólo se intensificaron, sino que sus gobierno le otorgaron una impronta de cambio de época, con el hincapié en  los Derechos Humanos, la estatización  de empresas esenciales, como el agua y el correo y finalmente la seguridad social otra vez en manos del estado y no de empresas de lucro. Romper con Bush y desbaratar el Alca. Unir a los presidentes latinoamericanos para un frente común con la creación de UNASUR; cambiar, por fin la ley de medios audiovisuales, que databa de la Dictadura Militar; la asignación universal por hijo y por embarazo y hasta; el presupuesto en educación más alto de toda Latinoamérica, que emparda con los de los países desarrollados, etcétera, etcétera.

Como una frutilla de la torta,  la presidenta acaba de obtener las llaves simbólicas de un Pabellón en la Muestra Bienal de Arte de Venecia para que los arquitectos y artistas visuales puedan tener su lugar como nunca tuvieron en esta prestigiosa muestra mundial.

En cambio, González Fraga, piensa lo contrario, esto es, piensa volver a lo '90 que lo tuvieron como protagonista. Si tiene pico, plumas, cola, y hace cuac, seguro que es un pato. Si piensa en retomar el festival de bonos y eliminar las retenciones a las rentas extraordinarias, es un conservador y  "UCR", quiero decir hoy UNIÓN CONSERVADORA RESTAURADORA (de los privilegios de los ricos)

Personalmente, me quedo con el "neopopulismo" de Cristina (que tiene más rasgos liberales que el de los liberales de los '90) que con el "neoconservadurismo" de Ricardo Alfonsín (que ya de liberal, no tiene nada)

La nota de Verbitsky, como siempre con mucha data, aquí

2 comentarios:

  1. Muy bueno el articulo pero desde ya te digo que esta formula no va a funcionar y en las elecciones va a ser un rotundo fracaso.

    ResponderEliminar
  2. Aunque no acuerdo con la estrategia de Ricardo Alfonsín, su apuesta a una derechización del partido es poner blanco sobre negro una situación de hecho.

    La derecha argentina siempre ha estado en la busca de un partido, si las estructuras de la UCR, les vienen bien, perfecto, que sea ese su lugar.

    Mas tarde o mas temprano nos hemos ido yendo muchos de la UCR. Quienes se quedaron, ojala construyan una alternativa de derechas que a la vez no sea conservadora, sino liberal.

    Con gente como Aguad esto es bien dificil. Sin embargo hay gente muy liberal en lo politico, ademas de en lo economico, como Ernesto Sanz, quien tiene tradicion en el partido.

    No estaria mal que salieran segundos en estas elecciones.... Mis saludos cordiales

    ResponderEliminar