sábado, 22 de mayo de 2010

La Iglesia Católica tiene derecho a oponerse a un matrimonio eclesial. Pero NO TIENE DERECHO A OPONERSE AL MATRIMONIO CIVIL



Parece cuento que en los '80 del siglo XIX el mismísimo Gral. Roca, ya Presidente de la Nación,  haya expulsado del país al nuncio apostólico y la Argentina haya cortado lazos con el Vaticano por alrededor de una década debido a su oposición al matrimonio civil y a la educación laica. El presidente Roca no asisistió a Tedeum; prefirió asisitir a la liturgia de una Iglesia Evangélica Europea para el 25 de Mayo.

Nadie puede pensar que la llamada GENERACIÓN DEL 80' (hoy llamada por los historiadores GENERACIÓN DEL PROGRESO) haya sido AVANT GARDE... Pero a la luz de la visión de muchos políticos de la actualidad, la verdad es que aquellos eran simplemente ¡ ESTADISTAS BRILLANTES!

Durante esa década del siglo XIX por pocos votos perdió la sanción del divorcio vincular (sólo en eso los católicos se anotaron una victoria que luego otro general, el presidente Juan Domingo PERON, con la Constitución del 1949, iba a desbaratar). Perón, como Roca, tampoco asistió a los Tedeum del 25 de mayo celebrados por la Iglesia Católica.

A principios del XX, luego de la crisis económica (de 1890), la necesidad de incluir a mayorías y minorías y posibilitar la creación de partidos orgánicos era indiscutible, debido al  aumento del descontento social, expresado por huelgas, revueltas y hasta bombas incendiarias. Julio Argentino ROCA, otra vez en la presidencia de la Nación, en sus mensajes al Congreso en 1899, 1901 y 1902, expresaba la necesidad de modificaciones en la ley de comicios, asumiendo resueltamente la labor su Ministro del Interior, el político riojano Joaquín V. González.

El ministro J. V. González, concebía a la reforma electoral como una canalización de las demandas sociales, a las que procurará brindar una respuesta social con el proyecto de legislación laboral de 1904, un proyecto de avanzada incluso con respecto a la legislación vigente en países europeos.

El primero de los proyectos, el de reforma electoral, sancionado por el Parlamento posibilitó la elección del PRIMER DIPUTADO SOCIALISTA DE AMÉRICA TODA, Alfredo PALACIOS.

El segundo proyecto, que incluía convenios colectivos de trabajo parecidos a los australianos de aquella época, y a los de la Suecia de hoy día, fue obviamente rechazado por los anarquistas. Pero también, impúdicamente rechazado tanto por la UIA así como insólitamente rechazado por la Central de Trabajadores Socialistas, con el mismo argumento ambos: ¡QUE ESE CÓDIGO DE TRABAJO PERMITÍA QUE EL ESTADO SE INMISCUYERA EN ASUNTOS PRIVADOS! -cuando justamente lo brillante de la conceptualización de Joaquín V. González consistía en incluir a las Relaciones Laborales dentro del campo del Derecho Público y no Privado-.  De este Código de Trabajo fracasado surge el mito de que Perón copió la legislación impulsada por los socialistas en cuestiones laborales y sociales. Nada  más errado. Si bien dentro del equipo creado por Joaquín V. González había socialistas, la mirada estratégica fue la del mismo González y la del Gral. Julio Argentino Roca. A ellos, en todo caso, reeditó Perón desde la Secretaría de Trabajo.

Parece increíble que UN SIGLO DESPUÉS, exactamente celebrando el BICENTENARIO, todavía haya políticos que hagan que Julio Argentino ROCA sea de vanguardia al lado de las posiciones retrógradas que muchos actuales tienen con respecto al MATRIMONIO ENTRE CONTRAYENTES DEL MISMO SEXO (y hace poco nomás, con respecto a la Asignación Universal por Hijo, o a la Ley de Medios Audiovisuales, que trata de lo que podríamos llamar la escuela pública del siglo XXI).

Por suerte, existen hoy, además de las Iglesias Cristianas, como la Metodista Británica, la Episcopal Británica y la Cuáquera Estadounidense, sacerdotes CATÓLICOS ARGENTINOS que apoyan  esta reforma del MATRIMONIO CIVIL

Debajo un reportaje al sacerdote cordobés NICOLÁS ALESSIO, que se encuentra entre aquellos sacerdotes católicos mencionados.

Saludos a todxs,

Lic. Mario Luis CARDOSO CERUSICO
Maestrando en Filosofía Social y Política
Lic. en Cs. Soc. y Humanidades Mención en Historia
UNQuilmes


OTROS CURAS, EN DEFENSA DEL MATRIMONIO HOMOSEXUAL

http://www.clarin.com/diario/2010/05/20/sociedad/s-02197679.htm

Por: Marta Platía

Fuente: CORDOBA. CORRESPONSAL


Nicolás Alessio, un sacerdote cordobés de 52 años, le está dando (más) dolores de cabeza a la curia oficial desde que se conoció su apoyo a la ley que permitiría el matrimonio entre homosexuales. "Ante la posibilidad de que personas del mismo sexo puedan ser 'matrimonio' y vivir profundamente el amor y la sexualidad, entendemos que aprobarla, acompañarla y profundizarla nos pone en el camino del Evangelio de Jesús", arranca el documento que avala el Grupo Angelelli, integrado por 15 sacerdotes tercermundistas de esta provincia, firmado por Alessio. Una semana atrás, el sacerdote mendocino, Vicente Reale, ya había desatado una polémica al defender el matrimonio entre homosexuales.

El texto sostiene que "Jesús jamás condenó ni mencionó la homosexualidad. Sí enfrentó a los soberbios, a los que se creían puros, a quienes tenían el poder opresor, esclavizaban y humillaban". En plural, el documento afirma: "La homosexualidad como una manera distinta, diferente, diversa de vivir la sexualidad y el amor. No como una rareza y menos como una enfermedad. Citar la "ley natural" para oponerse es sólo una posición fijista, dura, congelada, de la realidad pretendida como "natural", sin entender los complejos procesos naturales. Un legislador puede profesar profundamente su fe cristiana y católica, y, a la vez, con total libertad de conciencia, pensar definir y actuar distinto a lo que propone la jerarquía eclesial (...) Por otra parte, un legislador legisla para toda la ciudadanía".

El "padre Alessio" -como se lo conoce en Córdoba- es de modos sencillos, no usa sotana, y es reconocido por su compromiso social. Su modo directo de decir lo que piensa, le acarrea tanta adhesión como recelo.

Consultado ayer por Clarín, Alessio, párroco de la iglesia San Cayetano en el barrio Altamira, dijo ayer: "La Iglesia tiene derecho a oponerse a un matrimonio eclesial. Pero aquí se habla de casarse por civil. ¿Cómo lo van a aceptar, si no aceptan el divorcio vincular, y excomulgan a los casados en segundas nupcias? El punto clave está en que consideran a la homosexualidad como una enfermedad. Y como los ven como enfermos, no les permiten adopción. Eso es por lo menos injusto".
El padre Nicolás ALESSIO, uno de los sacerdotes católicos que apoya el MATRIMONIO CIVIL ENTRE CONTRAYENTES DEL MISMO SEXO

4 comentarios:

  1. -Las cuestiones de la iglesia y su doctrina no obligan más que a quienes se sientan dentro de esa corriente de pensamiento. Pero las leyes de la Nación obligan a todos.
    -Las leyes deben proteger fuertemente a los menores apenas la madre denuncie ante la justicia su embarazo, y de allí en adelante.
    -El comportamiento de ambos padres se verá afectado por la ley, debido a la necesidad y obligación de buena crianza.
    -Cualquier convivencia se verá afectada por una "ley de buena crianza" sólo a partir del embarazo, o adopción concedida por el juez.
    -Otras convivencias pueden ser 1)informales, 2)bajo contrato escrito, 3)bajo "contrato tipo" registrado ante un juez. Para el caso de conflictos. Para los "contratos tipo" existirá una "ley de convivencia" adecuada.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Aldo por tu comentario. Es claramente así, cada relación contractual de derecho privado, como el Matrimonio Civil, tiene derechos y obligaciones garantizadas o tuteladas por el Estado.

    El Derecho que se custodia es el de FORMAR UNA FAMILIA, que puede ser entre contrayentes del mismo sexo o de sexo contrario.

    La Obligación que ese Derecho impone es la de velar por la seguridad de todos los integrantes de tal FAMILIA, en caso de enfermedad, muerte de uno de los cónyugues, y de los hijos propios o adoptados que integren esa familia.

    El Instituto del Matrimonio vela por eso. Tanto es así, que por ejemplo no basta una Unión Civil para poner una vivienda familiar como BIEN DE FAMILIA. Aún entre parejas heterosexuales con un hijo es así: no pueden poner su vivivienda como BIEN DE FAMILIA, porque DECIDIERON no optar por el contrato familiar "par excelence" que es el MATRIMONIO, aunque tengan un hijo biológico reconocido.

    En síntesis, el instituto del matrimonio tiene que ser un derecho para todxs los que quieran tomarlo, independientemente de su orientación sexual, si quieren FORMAR UNA FAMILIA, con lo cual también adquieren OBLIGACIONES.

    De otro modo, habría que quitarlo de la legislación directamente, tanto para heterosexuales como para homosexuales (muchos de los cuales ya tienen hijos biológicos)...

    ¿Es tan problemático de entender esto?

    ResponderEliminar
  3. No soy erudita en estos temas canónicos, pero soy una mujer formada con claras ideas de familia, y todo lo que vaya contra la familia o sea padre, madre va en contra de toda ley natural, me extraña de estos sacerdotes y como bien decia un cura amigo el Padre Gimeno NUNCA DEFIENDAS A UNO, PORQUE SON HUMANOS!!!!!!!lo dejaré para el Señor, lastima que confundan en sus posturas.
    Para todo lo que sea creación se necesita hombre, mujer o si quieren macho, hembra,lo demas es pura chachara.
    Dios todo lo perdona, el hombre a veces, pero la naturaleza nunca, y van en contra de la naturaleza.

    ResponderEliminar
  4. Estimada "Anónima", EN LOS EVANGELIOS EL MAYOR BIEN ES EL AMOR

    Podemos leer allí "No hay Judío, ni Griego; no hay siervo, ni libre; NO HAY VARON NI HEMBRA: porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.Gálatas 3:28"

    Y también:

    "Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo AMOR, nada soy. Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve...Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.
    1a de Corintios 13: 2, 3 y 13"

    En síntesis, estimada "anónima" lo más importante es EL AMOR. No hay algo así como "LA LEY NATURAL", eso no existe ¿Dónde está escrito? ¿En qué universidad se enseña?

    Con respecto al Amor como motor del mundo biológico, te recomiendo estimada "anónima" a leer INTRODUCCIÓN AL NARCISIMO DE SIGMUND FREUD. Si de algo "natural" podemos hablar, hablemos de biología: el principio del la energía viviente, así lo explica FREUD todavía más médico que psicoanalista, es LA UNIÓN ASEXUADA ENTRE DOS AMEBAS!!!!

    ResponderEliminar