domingo, 3 de enero de 2010

Clima de negocios

Domingo, 3 de enero de 2010
Respuesta a un lugar común

/fotos/20100103/subnotas/na10fo10.jpg
–Hay analistas e incluso empresarios que dicen que no hay clima de inversión en el país, ¿cuáles son sus expectativas?
–Si la pregunta es sobre si Argentina es, ha sido y será un país atractivo para la radicación de inversiones locales y extranjeras, primero voy a contestar con lo hecho. En 2002 la relación Inversión/PBI era del 11,3 por ciento, y llegó al 23,3 por ciento en 2008, lo que significó un record en décadas. En el contexto de la crisis mundial, a principios del año pasado la relación Inversión/PBI llegó a niveles del 20 por ciento, que si bien es una reducción con respecto al año anterior se ubica en niveles cercanos a los promedios 2006-2007. Y esto ocurría mientras el resto del mundo temblaba sufriendo los efectos en el sector real de esa profunda crisis, que Argentina pudo atravesar con solvencia para luego comenzar a vislumbrar claras señales de recuperación: el último trimestre de 2009 el nivel de inversión con respecto al PBI fue del 21,1 por ciento.
–¿A qué atribuye los comentarios sobre la falta de condiciones para invertir?
–Nosotros nos preocupamos por la estabilidad macroeconómica. Estos resultados en el nivel de inversiones son la contracara de esa estabilidad, del aliento a la producción y el empleo y de un vigoroso mercado interno defendido de la competencia desleal. Son consecuencia de políticas tanto horizontales como sectoriales que priorizaron la generación de valor, la innovación y la capacitación de los recursos humanos, al mismo tiempo que se concretó un enorme esfuerzo para desarrollar las obras de infraestructura energética y viales que conformaron un enorme salto cualitativo en la competitividad sistémica, determinante fundamental para la decisión de invertir.
–¿Qué ocurrirá este año?
–El futuro promisorio de 2010 nos obliga a seguir profundizando estas políticas, tener más y mejor infraestructura que permita desarrollos antes impensados en regiones alejadas del país, como la transformación de materia prima agrícola en proteína cárnica, aviar, energía, emprendimientos de calzado, textiles, frigoríficos de alta calidad, reflejando los efectos del corrimiento de la frontera agropecuaria. Continuaremos desarrollando políticas horizontales de aliento a la inversión como la Ley de Promoción de Inversiones (LPI), políticas específicas sectoriales analizando las cuestiones microecónomicas de las cadenas de valor, con una visión de incorporación de tecnología y conocimiento. Preservar como lo estamos haciendo la estabilidad macroeconómica, que aleje el fantasma de las volatilidades, que sin duda han sido el peor enemigo de las inversiones. Estas acciones hacen a un todo, que como demostraron los proyectos presentados para 2010 en la LPI, nos presagian que será un año de recuperación de la inversión.
© 2000-2010 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.