viernes, 18 de diciembre de 2009

Los mecanismos para acelerar el proceso de absorción de CO2 por el mar podrían tener efectos irreversibles

El océano está en la mira de los mecanismos para combatir el cambio climático. El español Martín Lago, biólogo que participa de las rondas  de Copenhague como observador acreditado, analiza críticamente aquí los riesgos que ello entraña.

La solución al cambio climático no debe dejarse en manos de científicos ni de gobiernos. Es necesario un cambio profundo en el modo de vida y los patrones de consumo de los países desarrollados. Este cambio debe llevarnos a unos niveles de emisión de dos toneladas de CO2 por persona al año, estimando una capacidad de absorción del ecosistema terrestre de 14 gigatoneladas y una población de 7.000 millones de personas.