viernes, 11 de septiembre de 2009

Y un día se eliminaron las retenciones

Economía|Viernes, 11 de septiembre de 2009
DERECHOS DE EXPORTACION CERO PARA LOS PEQUEÑOS Y MEDIANOS PRODUCTORES DE TRIGO Y MAIZ

Los pequeños y medianos productores recibirán vía compensación el dinero descontado por exportadoras o acopiadoras de las retenciones al maíz y al trigo. También se liberó la exportación de esos cultivos con el compromiso de garantizar el abastecimiento interno.

Por Sebastián Premici
/fotos/20090911/notas/na03fo01.jpg
Los exportadores deberán garantizar el abastecimiento interno de 6,5 millones de toneladas de trigo y ocho millones de maíz.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció que eliminará las retenciones del trigo y maíz para los pequeños y medianos productores, a través de un sistema de compensaciones. Según datos del Ministerio de Producción, esta medida alcanzará al 50 por ciento del total de la producción y a un 95 por ciento del total de productores. Por otro lado, el Gobierno oficializó la tan esperada apertura de las exportaciones al trigo y maíz, a pesar de que la Mesa de Enlace se haya negado a participar del acuerdo. El convenio, que fue firmado por una docena de empresas y entidades, establece que los exportadores deberán garantizar el abastecimiento interno, calculado en 6,5 millones de toneladas para el trigo y 8 millones para el maíz. Además se fija un mecanismo para que los productores puedan tener un precio de referencia acorde con los valores internacionales de los commodities. Tanto la eliminación de las retenciones como la apertura de las exportaciones eran medidas reclamadas por la Mesa de Enlace, ausente del acto de ayer.

“Las retenciones no tienen sólo un fin fiscal, sino que son un instrumento de política económica. Esta eliminación de las retenciones es para beneficiar a los pequeños y medianos productores”, aseveró Fernández de Kirchner durante el acto realizado en el Salón de la Mujer de la Casa de Gobierno. La medida se implementará a partir de un sistema de compensaciones que se abonarán vía el CBU de los productores. Fernández de Kirchner aclaró que los productores seguirán pagando las retenciones –que luego serán devueltas por las compensaciones– con el objetivo de “desacoplar los precios internacionales y no encarecer los alimentos”. En su argumentación, la mandataria volvió a defender los derechos de exportación como un instrumento de política económica.

Actualmente, las retenciones para el trigo son del 23 por ciento y del 20 por ciento para el maíz. Según datos proporcionados por la cartera que conduce Débora Giorgi, entrarán en los beneficios para los pequeños y medianos productores aquellos que produzcan hasta 800 toneladas de trigo y 1200 de maíz, es decir “el 95 por ciento de los productores, que representan el 50 por ciento de la producción”. En términos fiscales, el Ejecutivo dejará de recibir por retenciones el equivalente al 50 por ciento de lo que recaudaba por los derechos de exportación de trigo y maíz.

Para hacer un seguimiento del pago de compensaciones y la elaboración del padrón de beneficiarios se creará una unidad especial, integrada por la Jefatura de Gabinete, Producción y Economía.

Por otro lado, Fernández de Kirchner anunció la tan esperada apertura de las exportaciones al trigo y maíz. “Luego de mucho tiempo decidimos, de acuerdo mutuo entre las partes, la apertura permanente de las exportaciones para el trigo y el maíz, con la condición de garantizar los alimentos para la mesa de los argentinos y los insumos para la cadena agroindustrial local”, afirmó la mandataria.

El acuerdo fija un abastecimiento interno de 6,5 millones de toneladas de trigo y 8 millones de maíz. La Mesa de Enlace quería valores más bajos, para tener un mayor margen exportable, debido al bajo rendimiento de los campos producto de la sequía. El saldo exportable para la actual campaña 2008-2009 es de un millón de toneladas de trigo.

El otro punto del convenio que también era solicitado por las entidades es el que establece el precio de venta para los productores, que se calculará a partir del FAS teórico (el precio internacional, menos las retenciones, menos otros costos de la operación) que es publicado por la Secretaría de Agricultura, a lo que se le debe computar la resta del flete a convenir entre las partes.

En caso de que haya faltantes de trigo y maíz para el consumo interno, las empresas exportadoras deberán importar en una proporción similar a los permisos de exportación (ROE) otorgados por la Oncca. “Esto no significa que tengamos que exportar. Es una medida que tiende a incentivar la siembra de estos cultivos”, indicó la Presidenta. Para hacer un seguimiento del mercado interno se conformará una comisión evaluadora integrada por las diferentes partes (Gobierno y empresas).

Las compañías que tendrán liberado el mercado de exportación son aquellas que firmaron el acuerdo. Para que una empresa o entidad pueda tener liberada la exportación de estos cereales deberá suscribir el convenio. Según datos proporcionados por la Secretaría de Integración Regional, liderada por María del Carmen Alarcón, las compañías firmantes fueron: el Centro de Exportadores de Cereales, la Federación Argentina de Molinería, Cargill, Aceitera General Deheza (del senador del FpV Roberto Urquía), Nidera, Bunge Argentina, LDC, Noble, Curfija, Gear y ADM. También fueron parte del convenio la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), una entidad que forma parte de Coninagro, y los Agricultores Federados Argentinos (AFA), institución vinculada con la Federación Agraria.

Al cierre del anuncio, Fernández de Kirchner dirigió un mensaje hacia los dirigentes de la Mesa de Enlace: “Los insultos y agresiones, por más originales que sean, por más repercusiones que tengan, no le resuelven los problemas a nadie”.

© 2000-2009 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.