miércoles, 9 de septiembre de 2009

Se va corriendo el telónPasado el pico de la crisis financiera internacional, cada vez más empresas consiguen financiamiento a través de la Bolsa

Domingo, 6 de septiembre de 2009
logo cash
Finanzas > Reaparece el financiamiento bursátil

La recuperación se hizo visible en agosto. Las cédulas hipotecarias, las más favorecidas.

Por Cristian Carrillo

El financiamiento bursátil comenzó a recuperar terreno, luego de la impasse a la que obligó la crisis internacional. Los volúmenes volvieron a asemejarse al mejor momento del año pasado, con la ventaja de que las colocaciones responden a créditos de más largo plazo –más precisamente inmobiliarios– y no sólo a consumo. Ese nuevo financiamiento, como se denomina a la emisión de acciones por suscripción, fideicomisos y obligaciones negociables genuinas que no responden a una reestructuración de deuda, alcanzó el mes pasado a 1135 millones de pesos. Esto es un 164 por ciento por encima de los volúmenes registrados el mes previo en dólares y 166 por ciento en moneda local. En el acumulado, las cédulas hipotecarias acapararon el 60 por ciento de los fideicomisos, mientras que el año pasado el 92 por ciento era para préstamos personales. Los vinculados con la actividad agropecuaria se mantuvieron casi sin modificaciones.

La Bolsa volvió a ser fuente de financiamiento. En agosto se colocó una suma que más que duplicó a la de igual mes del año pasado: en la emisión en dólares fue un 124 por ciento y en la en pesos, 183 por ciento, según un informe de la Comisión Nacional de Valores (CNV). Ese nuevo financiamiento acumula en el año 6733 millones de pesos, un 1,7 por ciento debajo del mismo período de 2008. En divisa estadounidense esta última retracción fue de 17 por ciento. “Eso muestra la fuerte recuperación que está teniendo en esta parte del trimestre, aun restando el efecto de las colocaciones hipotecarias”, señaló a Cash un alto directivo de la CNV. La composición del nuevo financiamiento estuvo conformada en un 78 por ciento por emisiones de fideicomisos, el 21 por ciento por ON genuinas y un 1 por ciento de acciones por suscripción.

Durante agosto se efectuaron 14 emisiones de fideicomisos por un monto de 238 millones de dólares, que implicó un incremento interanual del 87 por ciento. Además de la cantidad de lanzamientos (de 14 contra 8 de agosto anterior) se emitió un mayor monto. No obstante, en el acumulado de este año se efectuaron 118 emisiones, por un total de 5260 millones de pesos, mientras en el mismo lapso del año previo hubo 150 nuevos fideicomisos por 5928 millones. “La mayor parte del monto colocado se efectúa en moneda nacional, por lo que se advierte que parte de la disminución registrada en el acumulado del corriente año está explicada por la variación registrada en el tipo de cambio en el 2008 y 2009”, señala el documento de la comisión reguladora.

En obligaciones negociables se hizo una sola presentación: se colocaron las Series I y II de Clase IX de la Tarjeta Naranja –de Córdoba– por un valor nominal de 35 y 15 millones de dólares, respectivamente. El año pasado para ese mes también hubo una sola emisión, de Probenefit, pero por apenas 4 millones de dólares. En el período enero-agosto de 2009, el total de emisiones de ON arrojó un valor de 393 millones de dólares, conformado por seis en pesos y ocho en moneda estadounidense. Por su parte, las autoridades del mercado otorgaron dos nuevos registros para la emisión de obligaciones negociables de pequeñas y medianas empresas: para una autopartista y una prestadora de servicios financieros a través de tarjeta de crédito.

Por su parte, la Comisión de Valores autorizó durante el mes pasado a Molinos Río de la Plata (con motivo de su fusión con el Grupo Estrella) y a Ribeiro la emisión de acciones ordinarias. En agosto de 2008 no hubo registro de autorizaciones y colocaciones de acciones por oferta pública.

Junto con la recuperación del financiamiento se observa un sesgo hacia préstamos de largo plazo. En la clasificación por activo subyacente, la composición presenta una mayor participación de sectores no vinculados con el consumo, en comparación con meses anteriores. El 60 por ciento de los fideicomisos se encuentra conformado por préstamos hipotecarios, el 37 por ciento con destino al financiamiento de consumo y el 3 por ciento restante vinculado con la actividad agropecuaria. En el acumulado del año, los FFs para consumo y créditos personales representan el 63 por ciento; para energía eléctrica, el 21 por ciento; para sector inmobiliario, el 10 por ciento; y para leasing y prendarios, el 5 por ciento.

© 2000-2009 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.