jueves, 24 de septiembre de 2009

Preparan reapertura con cupos para el registro de empresas en Tierra del Fuego

LAS FIRMAS PODRÁN INGRESAR PERO SE PROTEGERÁ A INDUSTRIALES LOCALES
24-09-2009 / Mientras el Congreso debate la suba impositiva a los productos electrónicos, el Gobierno avanza con la reapertura del registro de empresas en Tierra del Fuego. Cupos y límites para la fabricación.
Abrirían el registro fueguino para fabricantes de tecnología
Mientras la atención en este momento pasa por otros ejes, el Gobierno prepara sigilosamente la reapertura del registro de empresas en la provincia de Tierra del Fuego, con dos características salientes: un lógico cupo para evitar una apertura indiscriminada y ciertos límites a la producción para no dañar a los industriales fueguinos. Con el objeto de potenciar la sustitución de las importaciones y acallar las críticas voces sobre la exclusividad de las empresas fueguinas en tener beneficios fiscales, el Poder Ejecutivo maneja el borrador de reapertura del régimen para radicación de empresas luego de tres años y medio, junto a la esperada ampliación del registro de productos fueguinos. Fuentes del sector confirmaron a Buenos Aires Económico que “el Gobierno avanza con la reapertura del registro ya que está claro que podría beneficiar la sustitución de importaciones”. En esta dirección, afirmaron también que “se buscará una fórmula para que no se pierda un solo puesto de trabajo en todo el país”, en clara alusión al planteo esgrimido por la Cámara Argentina de Máquinas de Oficina, Comerciales y Afines (Camoca), que agrupa a los productores nacionales de informática. CUPO. Las fuentes consultadas indicaron que “se prevé un cupo para el establecimiento de empresas, ya que está claro que se preservará a la industria local”. Asimismo, plantearon que las nuevas firmas deberán orientarse básicamente a la fabricación de nuevas tecnologías, como las notebooks, monitores, cámaras fotográficas, GPS, decodificadores, marcapasos o tomógrafos. Recientemente, el secretario de Promoción Económica y Fiscal de Tierra del Fuego, Fabio Delamata, señaló a este diario que “este proyecto no lo hubiéramos elaborado sin el apoyo del Gobierno; todo fue conversado para favorecer a la industria nacional”. Delamata puntualizó que “tenemos una lista estrecha de productos y un mercado que está demandando otro tipo de tecnología, por lo que consideramos que hay que aggiornar estas nuevas tecnologías. Es urgente para la provincia”. DISPUTA. En medio de la compleja disputa entre la Asociación de Fabricantes Argentinos de Terminales Electrónicas (Afarte) y la Camoca sobre el mercado de las notebooks y monitores, terció la gobernadora Ríos, que precisamente no defiende a Afarte. Según Delamata, “buscamos el desarrollo de todas las empresas de la región, y no de algunas en particular”. SENADO. En tanto, la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado introdujo ayer una modificación al proyecto de ley que grava los productos electrónicos fabricados fuera de la provincia de Tierra del Fuego, con lo cual la iniciativa volvió a la redacción inicial del Poder Ejecutivo. Los senadores resolvieron cambiar la redacción que Diputados le había dado al artículo 21 de la norma, que llevó de 6 mil frigorías a 6 toneladas (18 mil frigorías) la protección impositiva. “Se volvió a lo que originalmente decía el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo”, informó el titular de la comisión, el correntino Fabián Ríos. Además, el legislador consignó que con esta modificación la iniciativa sería tratada “en la próxima sesión, una vez que pasen los siete días hábiles de emitido el dictamen”. FRANCISCO MARTIRENA AUBER