domingo, 13 de septiembre de 2009

La tribuna de Rollo

DOMINGO 13 DE SEPTIEMBRE DE 2009

Al contrario que algunos de sus muchos seguidores, yo pienso que Rollo desde que está en La Naciónestá mejor. O no, mejor no, volvió a ser el Rollo de sus comienzos que sumaba a esa endiviable forma de escribir el tiempo y la dedicación necesarios para escribir un buen post. En este artículo está impagable destruyendo uno de los mitos liberales más resistentes, la equivalencia ricardiana. Mito en el que increíblemente creen economistas de lo más reputados y al que se suele usar siempre con intenciones propagandísticas con tal de evitar que los gobiernos hagan políticas públicas. Nos falta agregar que el supuesto detrás de la equivalencia ricardiana es uno igual a tantos otros que suponen que en la economía no hay fricciones. En este caso, lo que se supone es que no hay restricciones de liquidez, que uno puede pedir prestado cada vez que se le da la gana y que debido a eso los agentes económicos no tienen ningún problema para sustituir entre el gasto presente y el futuro. Una especie de mercado del crédito perfecto. Dicen los que saben que la mejor forma de hacer que la equivalencia ricardiana se cumpla es un buen sistema de protección social. Qué paradoja para los economistas de Chicago.