jueves, 3 de septiembre de 2009

EL LIBERALISMO ARGENTINO DEFIENDE MONOPOLIOS

miércoles 2 de septiembre de 2009

Clarín, para niños

PARECE QUE HAY QUIENES PIENSAN QUE LA ELECCION LEGISLATIVA DE MITAD DE MANDATO REVOCA EL PODER DE LA ELECCION DEL PODER EJECUTIVO ANTERIOR A AQUELLA, EN LA QUE, ADEMAS, SE VOTÓ UN PROGRAMA DE GOBIERNO. ¿DONDE QUEDÓ EL RESPETO AL PERIODO DE GOBIERNO? ¿DONDE QUEDÓ LA DIVISIÓN DE PODERES?, ¿DONDE QUEDÓ EL REPUBLICANISMO?. Otra cuestión que no entiendo es Que tendrá que ver el resultado de una elección con desmontar un monopolio. Un gobierno que pierde una elección de medio turno (y eso en esta ocasión es discutible) debe irse o arriar banderas. Acaso el que pierde una elección legislativa debe renunciar a su programa de gobierno o renunciar, ser fusilado, enviado a la carcel o volverse a su casa y automáticamente queda proscripto. Para aquellos que no entienden paso a narrarles este cuentito infantil 1ra parte: "Había una vez un gobierno que quería prohibir la existencia de organizaciones que sostuvieran la doctrina nazi en ese pais, pero la oposición se negaba por que de ese gobierno nada bueno podía esperarse". 2da parte:"Había una vez un gobierno que quería democratizar el servicio de comunicación de su pais quitandoselo al monopolio que lo controlaba, pero la oposición se negaba por que de ese gobierno nada bueno podía esperarse". 3ra parte: "andáaaaaaaaaaaaaaaaaa"

EL LIBERALISMO ARGENTO DEFIENDE MONOPOLIOS, PUAJJJ

Imaginativo Manolo formuló elípticamente la pregunta del millón: ¿existe el liberalismo en Argentina?. Ser liberal es solo un titulo que algunos enmarcan y cuelgan en sus paredes para mostrar al lado de otro universitario.
Un aútentico político liberal (el temperamental Mariano Moreno, por ejemplo) no solo apoyaría este proyecto, sino que presentaría uno que conjugue pluralidad y libertad informativa con responsablidad empresaria y periodística y, por supuesto viniendo de ese palo, menos ingerencia estatal y más iniciativa privada. Porque de un liberalismo sincero es desde donde debieran dispararse (aún con objeciones) la metralla de argumentos a fin de garantizar la pluralidad de opiniones. En cambio lo que vemos es a una oposición que defiende abiertamente a un monopolio que controla el 60% del espectro. Esa es la idea que tiene este corso a contramano, que se hace llamar oposición, respecto a lo que significa pluralidad de voces y democracia informativa. ¿De que hablo cuando digo "oposición"?. Lo que llaman "oposición" es esa bolsa de gatos castrados compuesta por mediocres analistas, periodistas que exigen despenalizar la calumnia y la injuria en nombre de la libertad de expresión, vedetonas venidas a menos y politiqueros menesterosos de apoyo mediático que debido a su mediocridad le deben tantos favores al multimedio que ahora están obligados a devolvérselos y ademas no imaginan un futuro sin esa fenomenal catapulta. Y los liberales ¿donde están?... Se acuerdan, por ejemplo, cuando los periodistas, lectores y comentaristas de La Nación eran liberales en serio y defendian la libre competencia y festejaban el fin de los monopolios?. Ahhhh que tiempos aquellos. Ahora podemos ver desfilar a la parte “sana y decente” de la sociedad por los comentarios de la "tribuna de doctrina", pero esta vez en defensa de un monopolio que amordaza la pluralidad de opiniones, me acordé del fundador de Ámbito Financiero y su cruzada contra el Monopolio Clarín. Un monopolio de prensa es una situación de fallo de mercado. En este caso un servicio en el que existe un grupo que posee un gran poder dentro del mercado y desde su posición dominante es capaz de imponer las reglas de juego por sobre las regulaciones del estado en representación de la sociedad y en este caso, también, contenido La única mordaza que impondría el proyecto es a la constante editorialización del total del plexo informativo en todos los medios del multimedio que pretende eternizar una mal ganada posición dominante en el mercado y que se esparce por todo el espectro. Basta solo recordar que se llamó "borocotización" a la presunta "traición" a la voluntad del electorado que da mandatos concretos, pero al ejemplo más claro de traición del electorado nunca se le llamo COBIZACIÓN". No hay argumentos para sostener que la ley de medios amordace a nadie, antes bien lo contrario. Mario Wainfeld señala esto que no es moco de pavo viniendo de alguien que ha hecho del periodismo su razón de vida
"Todo el abanico progresista regional tiene a los grandes medios como vanguardia de la oposición. Nada hay de ilícito en eso, los medios expresan intereses e ideología."
El liberalismo argento ha muerto o ha sido desplazado por el marketing comunicacional que no cede espacio para la reflexión y el intercambio de ideas.Desapareció hace rato, por que en lugar de defender ideas defiende intereses y eso si que desplaza el foco. Manolo aquí preguntaba lo siguiente
¿Estaría el liberal Julio Ramos de acuerdo con el Proyecto “mordaza” de la Administración Nacional, o cerraría filas con la patética oposición argenta?. Seria interesante que alguien explicara porque Don Julio estaba equivocado; ¿o él también era un Montonero prochavista?
Vamos amigos liberales (incluida la masonería argentina), si siguen apoyando al monopolio CLARIN se terminan de quemar. ABRAN LOS OJOS CHICOS, POR QUE SE LES ESTÁ QUEMANDO EL ESTOFADO