lunes, 6 de julio de 2009

Torcer el destino por Eduardo Aliverti

Si lo que se votó es que debe dejarse conformes a todos, estamos en la lona. Si lo que se quiere es que vuelva al Estado la plata de los jubilados, y que se exporte pero atendiendo primero al mercado interno, y que los puestos de trabajo más o menos se mantengan en medio de la crisis internacional, y que a la vez no se enoje “el campo” y los industriales no presionen sobre el tipo de cambio y se pueda barrer debajo de la alfombra, se votó por un milagro que no existe ni existirá en ninguna parte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada