jueves, 9 de julio de 2009

Sin partidos sólidos las democracias quedan muy expuestas y debilitadas frente a los tironeos corporativos

7/09/2009

el primer discurso pensado tras la derrota del 28J

Cristina encabezó los actos conmemorativos del 193 aniversario de la Declaración de la Independencia Nacional y, contra lo que la oposición sostenía acerca de la incapacidad de observar el mensaje del 28J, pronunció un discurso abarcativo, muy convocante y plural que puede considerarse el primero realmente pensado evaluando los motivos de la derrota electoral.

Sostuvo que "debemos iniciar una nueva etapa todos los argentinos" en un "momento especial en la historia del país y del mundo", con "grandes desafíos y también grandes oportunidades" y convocó a iniciar un debate de ideas sobre "tres ejes básicos", que son "la economía, la democracia y la sociedad".

Cristina planteó que "Lo que debemos hacer en esta etapa es juntar a todos los actores sociales porque ya no hay posibilidades de discusiones parciales", en alusión directa a no desoir ya los reclamos sectoriales pero, al mismo tiempo, incorporarlos al contexto de demandas de otros sectores.

Y sintonía con el señalamiento de amplios sectores de la oposición y productivos, sostuvo que es necesario no dejar pasar "la inmensa potencialidad que tiene el país frente a un mundo que se ha desplomado" y que "Estamos en inmejorables condiciones para hacerlo" . Dijo que "Es necesario en este sentido tener la amplitud de convocar y escuchar a todos y ver la viabilidad de cada una de las propuestas que los sectores económicos acerquen al gobierno", señalando la necesidad de cambiar la estrategia de relación con los sectores productivos , pero atendiendo siempre a mantener conductas de responsabilidad - en especial fiscal- en las decisiones.

En defensa de una línea estratégica de la gestión del proyecto abierto en 2003 señaló que "hubo una fuerte intervención del Estado en políticas para lograr defender el trabajo argentino y las empresas argentinas, sin infringir las reglas internacionales de comercio"y reiteró que "estamos en un momento en el que es necesario que todos, absolutamente todos, nos aboquemos a un diálogo serio, constructivo, responsable y realizable".

También la Presidenta , contra por caso, la opinión de Mirta Legrand , Macri y Felipe Solá, tres encumbrados dirigentes del PRO que se desentendieron con risitas de la suerte del proceso Hondureño , insistió en la necesidad de defender la democracia, cuya fragilidad en la región quedó expuesta en la crisis que atraviesa por estos días Honduras. "La experiencia que me tocó vivir en la hermana República de Honduras revela que "la democracia no es viable sin un sólido sistema de partidos políticos", señalando los límites del actual sistema de representación local, sin estructuras partidarias sólidas, situación que conspira incluso en la profundidad de las prácticas democráticas del país, que sin partidos soportes, quedan muy expuestas y debilitadas frente a los tironeos corporativos.

Insistiendo finalmente en una línea de análisis anterior , Cristina remarcó que en nuestro país no solo las Fuerzas Armadas fueron las responsables de las interrupciones democráticas: "siempre fueron el instrumento de civiles que los fueron a buscar para dar golpes militares", e insistió en que "no hablemos más de golpes militares, hablemos de golpes cívico-militares", en directa referencia a grupos civiles, representantes de intereses corporativos que contribuyeron y contribuyen aún hoy a crear clima de vacío de poder creciente que finalmente provoca situaciones de crisis institucional, con consecuencias impredecibles.

En síntesis, buen discurso, probablemente el mejor desde que asumió en 2007.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada