miércoles, 8 de julio de 2009

Que el Estado cumpla un rol contracíclico, poniendo los fondos en impulsar consumo e inversión

Amado Boudou será el nuevo ministro de Economía. En declaraciones a Página/12 pronosticó una evolución positiva de la actividad productiva

“El país está listo para seguir creciendo”

Carlos Fernández presentó su renuncia e inmediatamente fue reemplazado por el titular de la Anses. Otros cambios en el gabinete económico. La agenda fiscal y la de la deuda.

Por Roberto Navarro
http://www.pagina12.com.ar/fotos/20090708/notas/na05fo01.jpg
Amado Boudou asegura que no tiene problemas para trabajar con Guillermo Moreno.

Finalmente, la presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner decidió realizar importantes cambios en la composición de su Gabinete. El actual titular de la Anses, Amado Boudou, se hará cargo del Ministerio de Economía. Ayer por la tarde renunció a su cargo Carlos Fernández. Anoche, a pocas horas de su designación, el flamante ministro aseguró a Página/12 que “el país está listo para seguir creciendo”. Boudou llegaría a la cartera económica con la compañía de Sergio Chodos, hoy a cargo de las inversiones de la Anses. En esa estratégica dependencia desembarcará en la conducción Diego Bossio, director por el Estado en el Banco Hipotecario. Se espera que dejen su cargo el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, y el de Hacienda, Juan Carlos Pezoa. Boudou aceptó la poltrona de Economía sin condicionar su llegada a la salida del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, con quien mantiene una buena relación. También renunció el jefe de Gabinete, Sergio Massa. En su lugar asumirá el actual ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández. Julio Alak, hasta hoy a cargo de Aerolíneas Argentinas, asumirá en lugar de Fernández. En la línea de bandera quedará Mariano Recalde. Jorge Coscia irá a la Secretaría de Cultura (ver página 7).

Boudou está convencido de que Argentina va a ser uno de los primeros países en superar la actual crisis. En charla exclusiva con Página/12 aseguró que piensa que “Argentina está lista para seguir creciendo: la economía irá creciendo cada vez más en los próximos meses y el año próximo volveremos a crecer fuerte”. El nuevo ministro piensa que el fortalecimiento del mercado interno, la importante cosecha de granos esperada para la próxima campaña y la fuerte inversión en infraestructura aseguran un rápido aumento de la actividad.

La salida de Carlos Fernández responde a la necesidad del Gobierno de poner al frente de la cartera de Economía a un funcionario de un perfil alto, que se haga cargo de la comunicación de los asuntos de su cartera. La Presidenta considera a Boudou como un economista de buen nivel profesional y que, además, tiene aceptables condiciones para manejar la relación con la población. Además, el hasta hoy titular de la Anses construyó lazos con distintos sectores económicos a través de la administración de los fondos de ese organismo. Muchos empresarios consideran que Boudou convirtió a la Anses en un virtual banco de desarrollo.

Tanto Boudou como su principal colaborador, Sergio Chodos, son hombres de origen neoliberal. Pero desde que asumió en la Anses, el funcionario se alineó absolutamente con la política oficial. Cristina Fernández de Kirchner quedó muy conforme con su defensa pública de la estatización del sistema previsional y del ajuste automático bianual de los haberes de los jubilados, basado en una fórmula diseñada por él mismo.

El hecho de que el secretario de Comercio Interior mantenga aún su cargo se transformó en un obstáculo para conseguir interesados en convertirse en ministro de Economía. Pero Amado Boudou trabajó con Moreno en los planes de auxilio de las empresas General Motors y Massuh. Y aseguran en el Ejecutivo que no tuvieron problemas de convivencia. De todas maneras, la salida del secretario de Comercio no está descartada. Afirman en la Casa Rosada que la Presidenta está esperando que la oposición deje de reclamar su salida como parte de los cambios que el Gobierno debería aceptar ante el resultado eleccionario. “En dos o tres semanas es factible que se vaya”, admiten cerca de Cristina Fernández de Kirchner.

El pensamiento económico del nuevo ministro de Economía es que el Estado cumpla un rol contracíclico en la actual coyuntura internacional, poniendo todos los fondos posibles en impulsar el consumo y la inversión. “Tenemos que poner toda la carne al asador para sostener el mercado interno; pero también tenemos que apoyar la inversión para que no haya una asimetría entre oferta y demanda, que generaría inflación”, señaló Boudou a un asesor de su máxima confianza.

Las dos principales áreas que manejará Boudou son Finanzas y Hacienda. Con respecto a la secretaría a cargo de la administración de los pasivos públicos, Boudou piensa que “hay que esperar que se tranquilicen los mercados para llegar a un arreglo con los acreedores que no aceptaron la oferta de renegociación en 2005”. También acuerda con la Presidenta en que se debe seguir trabajando junto con Brasil en un cambio en las condiciones para otorgar créditos del FMI, para poder contar con fondos del organismo financiero internacional. También piensa que se deben arreglar las cuentas con el Club de París a la brevedad.

Con respecto al tema fiscal, Boudou afirma que el país debe mantener un “superávit razonable”, en línea con la actual situación internacional. “Hoy la mayoría de los países del mundo tienen déficit en sus cuentas. Nosotros, sin llegar al saldo positivo que tuvimos en otros años, debemos mantenernos en positivo”, piensa el flamante ministro.

Boudou tiene mucha confianza en la evolución de los créditos para vivienda implementados a través del Banco Hipotecario, con fondos de la Anses. Tal como anticipó Página/12, está avanzado el proyecto de implementar un plan de préstamos que alcance los 250 mil créditos para fines del 2011. Para llegar a esa meta, además de los fondos de la Anses, se espera el apoyo de organismos internacionales de crédito, como el Banco Mundial y el BID.

El nombramiento de Diego Bossio como nuevo titular de la Anses tiene que ver con su relación con Boudou, pero fundamentalmente con el vínculo que el actual director del Banco Hipotecario mantiene con la Presidenta. Desde principios de este año Bossio es consultado por Cristina Fernández de Kirchner con relación a distintos asuntos económicos. La primera mandataria le dijo a un colaborador cercano que Bossio era un “joven brillante”.

De todas maneras, más allá de la buena relación de la Presidenta con Bossio, en el Ejecutivo se lee su nombramiento como un fuerte apoyo a la nueva gestión de Boudou. Bossio fue nombrado por el nuevo ministro de Economía como el representante del Estado en el Banco Hipotecario, por eso se lo considera un hombre que le responderá fielmente. Fue Bossio el que armó el esquema administrativo de créditos hipotecarios que está teniendo éxito entre los que buscan cambiar o mejorar su vivienda.

© 2000-2009 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada