lunes, 13 de julio de 2009

Los neoconservadores han defendido unas ideas que han sido armas de destrucción masiva pra la ética y la política

NOTA: Exactamente como Paul Krugman dice en inglés "neocons" a lo que los argentinos llamamos "neoliberales", (pues para el inglés americano "liberal" quiere decir una cosa muy distinta de liberalismo económico centrado en el mercado capitalista, con un Estado mínimo), los españoles, como se ve, también usan en español la misma expresión. Los argentinos deberíamos comenzar a imitarlos.

De la Vega carga contra la filosofía 'neocon' por "desnaturalizar" la política

La vicepresidenta del Gobierno advierte que el discurso conservador es "un arma de destrucción masiva" para la ética

EFE / MADRID | ACTUALIZADO 13.07.2009 - 05:05
zoom

De la Vega, de la mano del líder del PSOE madrileño, Tomás Gómez, ayer en la localidad madrileña de Galapagar.

En el marco desenfadado de unos cursos de verano por los que se prodigan ahora todos los políticos, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, cargó contra los neoconservadores -al otro extremo del espectro político en el que se sitúan los socialistas-, por defender unas ideas que han sido "armas de destrucción masiva" para la ética y la política. En su intervención en la escuela de verano de la Fundación socialista Jaime Vera, animó a los jóvenes, de los que hizo una encendida defensa, a que sigan defendiendo sus ideas al tiempo que rechazó que la juventud actual no tenga espíritu de compromiso puesto que, según dijo, ha demostrado lo contrario en algunas ocasiones, como con su salida a la calle para expresar su oposición a la guerra de Iraq. "Os pido que deis la batalla de las ideas frente al discurso neoconservador que ha mostrado que sus ideas han sido armas de destrucción masiva para todo lo que ha sido el fundamento y el sustento de la responsabilidad, la ética y la política", dijo la vicepresidenta dirigiéndose a los jóvenes asistentes a la escuela socialista. De la Vega lamentó que los neoconservadores, entre los que se sitúan el ex presidente de EEUU George W. Bush, hayan extendido la desconfianza y la sospecha respecto de lo público y que hayan convertido a los ciudadanos en meros consumidores. A su juicio, "han desnaturalizado la política y la han vaciado de contenido", dando pie a que cada persona persiga individualmente su beneficio porque extienden la idea de que "la mano invisible" se encargará de buscar el interés general. "Después nos hemos dado cuenta de que esa mano tenía la manga muy ancha y por ella ha cabido la avaricia, la ineficacia económica y la injusticia social", añadió. Frente a todo ello, consideró necesario que los jóvenes digan alto y claro que el futuro se gana con la cooperación, no con la avaricia, que defiendan las instituciones y que encarnen la ética frente al cinismo, "una termita que destruye el sistema político". Sobre la crisis, dijo que existen elementos que permiten albergar la esperanza de que los brotes verdes se convertirán en árboles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada