miércoles, 1 de julio de 2009

Las banderas en algo: la agenda de los otros

MIÉRCOLES, JULIO 01, 2009

Cuando el kirchnerismo arrancó no era nada, era la “agenda de los otros”, pocos conocían la trayectoria del matrimonio, sus antecedentes ideológicos. Bueno, ahora, en el tren de las especulaciones y el pensamiento-libre, podríamos repetir aquella fórmula y que el kirchnerismo "salga por izquierda". Agote su ciclo con las banderas en alto. O sea: la agenda de los otros. Como al principio. Dos temas: Indec e Ingreso Universal. Y para ello avanzar sobre la acumulación y capacidad técnica de los cuadros que han quedado a la izquierda. Avanzar sobre la agenda ceteaísta y sabatellista proponiendo una "comisión normalizadora" del Indec. Anular la focalización de luz cenital sobre el Niño Pueblo de Sor Alicia Inés de Santa Cruz con el ingreso universal. Actuar así: “Yasky, ¿tenés un par de cuadrazos a mano que en dos meses de labor silenciosa me paren el Indec?”. No meter cuestiones espinosas en el Congreso por un año y mas tarde sí “enviar al congreso” temas como la ley de medios para que en el Congreso se “maten” y se vea quién es quién en este mundo. El sueño 03-05: cuando todos salían a decir cómo se posicionaban frente a lo que se hacía, y no frente a las "oscuras intenciones". Sólo ahí hay que ver si Pino o quien sea acompañan cosas concretas mas allá de lo discursivo (campo en el que Pino cosecha a velocidades sojeras todo su capital). No importa si Pino recoge el guante ahora de un besito a la distancia de la presi: importa la t r a s c e n d e n c i a. Importa si en un año se puede avanzar sobre su propia agenda. Y ahí yo sería excesivamente dañino: entre la nueva ley de medios y nuestra YPF movería el avispero apostando a una salida decorosa... porque hay que perder. Al kirchnerismo le faltan dos o tres derrotas dignas. Al kirchnerismo le falta una buena derrota junto alcampo de la izquierda social al que pertenece. (Las boletas cortadas lo estaban con guillotina, cuentan por allí.) Y sí: un kirchnerismo blanco, como nació, vuelve a las fuentes. De acá a fin de año sarandear la agenda de la izquierda, la agenda blanda, cristalizar los consensos (¡y eso incluye el Indec!), volver a migrar el virus transversal a algo mas que las "sumas y restas" de lírica territorial para nuestros pensadores que... no van a llegar a pensar mas que Javier Auyero. El año que viene: empezar a mostrar para quién juega cada uno. (A mi diputado le dije que cajoneaba mi proyecto de colimba... él sonrió.) Y algo mas: lo que mata es la humedad, el microclima, el "festejo de los propios"... ¿Y por qué lo digo? Porque me parece que hay un problema que sólo puedo ejemplificar citando a Federico Vázquez, del volumen 3 de sus "Cartas Quillotanas", una semana atrás: "Che, ¿lo vieron ayer a Tinelli? Para mi estuvo bueno como todo se centró en Néstor casi dos horas, y el final cuando habló, empezó bien, se le paró a Tinelli desde una posición de "poder", digamos. Mandó chistes, bien, pero faltó para mi algo fundamental: tenía que haber cerrado con unas palabras para la gente. NO LE HABLÓ A LA GENTE... Eso para mi fue malísimo. Aunque sea una palabras "junto al fuego del hogar", onda: el domingo fiesta de la democracia, a pensar, a reflexionar, a estar tranquilos. Y listo. Pero se enfrascó con lo de "lo tenemos que hacer en vivo" cuando el programa ..... ¡era en vivo! Como que estuvo preocupado por desnudar la negociación fallida (que si sos local, visitante, en vivo, grabado) que se da a espaldas de la gente, pero con mostrarla... no ganás nada. Para mi, igual tomando todo el programa, sumó." Ese es el punto. Como cuando enfrenta Cristina un notero y le quiere dar clases de ética periodística y pierde de vista no sólo la mirada del televidente silvestre, sino la "identificación" de ese televidente con el notero humillado. Digamos que si yo pudiera pedir un deseo de inspiración excesivamente narcisista sería simplemente que Cristina no me hable mas a mi. (Un "yo" metafórico, doctor, quiero decir.) ¿Hay relato para el que no usa la palabra "relato"? ¿Hay alguna carta que no sea "abierta"? ¿Se le iba a ganar a Clarín con metaperiodismo? Quedan dos años y medio para, inteligentemente, "seguir haciendo daño".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada