martes, 21 de julio de 2009

EUROPA NO ESTA EN CONTRA DE LAS NACIONALIZACIONES DE EMPRESAS

Guiño de la UE en la negociación por la deuda con el Club de París

21-07-09 / La comisionada de Relaciones Exteriores de Bruselas se reunió ayer con la presidenta Cristina Fernández y con el canciller Jorge Taiana. Destacó la inversión europea y consideró que el pago a acreedores abriría el crédito internacional. Benita Ferrero-Waldner, la comisaria de Relaciones Exteriores de la Unión Europea, se reunió ayer con la presidenta Cristina Fernández, el canciller Jorge Taiana y el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, para preparar la próxima cumbre América Latina-UE en Madrid el año próximo y analizar una agenda bilateral político-económica. La emisaria del Viejo Continente no llevó al encuentro con la presidenta el pago de la deuda con el Club de París, pero desde la delegación diplomática europea en Buenos Aires se señaló que “el pago, que fue anunciado por la Argentina, permitiría avanzar en el acceso a los mercados internacionales de crédito”. De todas formas, aclaró que el tema no es competencia de la UE sino que debe ser analizada por los Estados miembro en el marco del Club de París. Consultada sobre la seguridad jurídica y la estatización de empresas en la Argentina, Ferrero-Waldner consideró que “las empresas necesitan reglas claras y garantías para invertir”, aunque aclaró que Europa “no está, por principios, en contra de las nacionalizaciones mientras se hagan en el marco de las reglas establecidas”. Asimismo, recordó que “hay grandes inversiones europeas en el país y por eso es importante que haya claridad en el sistema legal”. La diplomática europea, que aspira a un cargo como representante de la Unesco, el ámbito de Naciones Unidas dedicado a la educación y la cultura, destacó que “el Banco Europeo de Inversión ha dado luz verde para ir adelante con los créditos a empresas de la Argentina, lo que es una señal muy importante”. El BEI no realizaba préstamos desde la entrada en default en 2001 y comenzó ahora a través de un crédito a la automotriz Volkswagen. Acuerdo UE-Mercosur. Frente al cuadro económico global, Ferrero-Waldner señaló que todos los países están sufriendo la crisis financiera y económica pero señaló que América latina tiene –según los analistas– la posibilidad de tener una salida más rápida que el resto del mundo. En el marco de crisis, la negociación entre la Unión Europea y el Mercosur podría ser un ámbito de mayor cooperación en tiempos de caída del comercio. La posibilidad de relanzar el toma y daca para llegar a un acuerdo birregional fue analizada días atrás en Lisboa y ayer en el encuentro con Taiana, para ver si existen elementos para avanzar. Y hubo una señal: “Yo no creo que la negociación con el Mercosur tenga que estar condicionada a la negociación por la Ronda de Doha (de la Organización Mundial de Comercio), aunque está relacionado”, dijo la diplomática austríaca desde la delegación de la Comisión Europea en Buenos Aires ayer. Hasta el momento, excepto algunas expresiones aisladas desde España, para el Viejo Continente Doha era requisito para negociar con el Mercosur. La comisionada también llevó al encuentro con Cristina Fernández uno de los puntos de mayor interés para la UE, su propuesta para que la Argentina adopte su sistema de televisión digital. Ferrero-Waldner señaló en ese sentido que la Argentina aún no se definió por un sistema y por eso mantienen el lobby que tiene como principal argumento el bajo costo de los equipos y la promesa para radicar producción en el país. Por otra parte, los encuentros dejaron señales de apoyo al gobierno del derrocado Manuel Zelaya en Honduras y la voluntad de firmar un acuerdo de diálogo político que serviría como base para las negociaciones bilaterales. En el encuentro con Barañao, en tanto, analizaron la cooperación en biotecnología y el uso de los fondos de la UE para los programas del ministerio. El FMI asignó u$s2.500 m para la Argentina El Fondo Monetario Internacional decidió asignar u$s250.000 millones a sus países miembro a través de la asignación de los Derechos Especiales de Giro (DEG). El 1% de ellos, unos u$s2.500 M, corresponden a la Argentina y permitirán engrosar las reservas del Banco Central. “La asignación de Derechos Especiales de Giro (DEG) es una parte clave de la respuesta del Fondo a la crisis global, ofreciendo un apoyo significativo a sus miembros en estos tiempos difíciles”, dijo ayer en un comunicado el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn. En abril pasado, el responsable para América latina del Fondo, Nicolás Eyzaguirre, había indicado que la Argentina se había aproximado al organismo para pedirle auxilio financiero por u$s2.500 millones en DEG, la moneda interna de la entidad. En la última cumbre del G-20 (que reúne países ricos y emergentes, como la Argentina), realizada a principios de este mes en Londres, se resolvió la emisión de u$s250.000 millones en DEG en favor de todos los países integrantes del Fondo, que serán entregados sin condicionalidades a cambio. Cerca de un 20% de ese monto se destinará a las economías más pobres, según el comunicado del FMI. No obstante, la aprobación de esta distribución de los DEG deberá ser hecha por los países que lo integran en una reunión a realizarse el mes próximo, en Washington. Por primera vez en la historia del FMI, los países desarrollados, que recibirán la mayor parte de los nuevos fondos porque tienen una cuota mayor dentro del organismo, podrán donar o prestar los DEG a otras naciones que los necesiten más. “La propuesta pasa ahora a discusión de la Junta de Gobernadores del FMI para su aprobación final”, señaló el comunicado. Patricia Valli

Url: http://www.elargentino.com/Content.aspx?Id=50280

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada