domingo, 21 de junio de 2009

Los grupos de poder no hicieron esperar su respuesta a la reforma financiera de Obama

ESTADOS UNIDOS Y EL NUEVO ORDEN FINANCIERO MUNDIAL

Los grupos de poder no hicieron esperar su respuesta a la reforma financiera de Obama

19-06-09 / Banqueros dudan de su eficacia y legisladores se oponen a una FED más poderosa. Los lobbies ya empezaron a reaccionar contra el intento del presidente estadounidense de incrementar las regulaciones del sistema. Senadores cuestionan la capacidad de control y prevención de la Reserva Federal. Los lobbistas ya comienzan a desplegar sus alas. Tal como se esperaba, luego de la presentación de la mayor reforma financiera en 70 años por parte del presidente estadounidense, Barack Obama, los grupos más afectados por la nueva reglamentación no esperaron para hacer oír su descontento. Entre la oleada de críticas, los banqueros dudan de la eficiencia del plan para atacar los problemas de fondo del sistema y las firmas financieras plantean que la introducción de mayores restricciones podría dañar aún más al sector. Los demócratas, por su parte, ponen en el centro de sus cuestionamientos los “superpoderes” que a partir de esta medida le serán adjudicados a la Reserva Federal. Como si esto fuera poco, la FED se resiste a que le quiten sus competencias para proteger a los consumidores frente a las prácticas crediticias. El American Securitization Forum, entre cuyos miembros se encuentran Goldman Sachs Group y JP Morgan, señaló que el plan de Obama para mejorar la salud del mercado hipotecario “quizá no sea la manera más eficaz”. Las empresas financieras, en tanto, buscan asegurarse de que el sector no resulte más golpeado por reglas mal concebidas u opresivas. “Quieren limitar los costos que podrían afectar los beneficios y eliminar normas que dan a los competidores una ventaja”, dijo Ernest Patrikis, socio del estudio de abogados neoyorquino White & Case a Bloomberg. “Cada vez que hay un nuevo régimen regulador que cambia las cosas drásticamente, grupos de presión de todos los afectados entran en acción”, dijo Peter Peyser, director de Washington Blank Rome Government Relations. En el Congreso, la crítica más escuchada se refería a la ampliación de los poderes de la Reserva Federal y al futuro rol que tendrá el Banco Central si este plan llega a ser aprobado tal cual fue presentado por la administración Obama. Según el plan del presidente estadounidense, la FED tendría la responsabilidad de controlar a todas las empresas que actúan dentro del sistema financiero con el fin de prevenir futuras crisis. Ayer el presidente de la comisión de banca del Senado, Christopher Dodd, y el republicano con mayor rango dentro del grupo, Richard Shelby, pusieron en duda la capacidad de la Reserva Federal luego de que el organismo no lograra impedir la crisis financiera actual. La propuesta normativa del gobierno “representa un punto de vista exageradamente inflado del conocimiento experto de la FED”, dijo Shelby. Dodd fue incluso más allá y citó la opinión de un crítico, quien señaló que “darle mayor poder al Banco Central era como darle a un hijo un auto más grande y más rápido justo después de que estrelló el coche familiar”. En la misma, el legislador republicano, Jim Bunning, indicó: “Si la FED y otros reguladores hubieran cumplido su trabajo podrían haber impedido este lío”. Y agregó: “¿Qué les hace pensar que la FED actuará mejor esta vez?”. EL QUE FALTABA. Responsables de la Reserva Federal dejaron entrever ayer su oposición a la reforma financiera de Obama debido a que el anteproyecto del mandatario plantea la creación de una nueva agencia para la protección financiera del consumidor que reemplazaría al Banco Central en la redacción de normas sobre créditos y prácticas de transparencia vinculadas con hipotecas y tarjetas de crédito. Asimismo, el ex gobernador de la FED, Randall Kroszner, afirmó que una revisión del papel de los doce bancos regionales de la FED también amenaza con comprometer la independencia del sistema de la Reserva Federal. BERNANKE DARÁ EXPLICACIONES El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, se presentará el próximo 25 de junio ante un panel de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos para dar sus explicaciones acerca de la compra de Merrill Lynch por parte de Bank of America, informó ayer un asesor de la comisión. La audiencia frente a la Comisión de Supervisión y Reforma del Gobierno de la Cámara de Representantes está programada para las 10, hora local. El miércoles el panel había enviado una carta al funcionario solicitándole que testificara sobre cuándo se dio cuenta la FED de la deteriorada condición de Merrill y sobre el rol que jugó el gobierno del entonces presidente George W. Bush en la concreción del acuerdo el año pasado con Bank of America.

Url: http://www.elargentino.com/Content.aspx?Id=45977

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada